Ya sea porque los vuelos se han cancelado, muchas ciudades sufren la pandemia del  COVID-19, la economía preocupa o porque hay que quedarse en casa para cuidar a los seres queridos, mucha gente está cancelando las vacaciones este verano. Pero solo porque te quedes en casa durante las vacaciones de 2020, incluso habiendo estado en casa durante meses, no tienes que cancelar tu tiempo libre. Como propietario de un negocio o empresario, tomarse un descanso es más importante que nunca.

Te mereces y necesitas unas vacaciones

Sabemos que un viaje a la playa no requiere convencer mucho a una persona y que es más sencillo desconectar cuando no estás físicamente presente. Por tanto, es fácil mantenerse conectado, accesible e incluso trabajar a tiempo completo durante unas vacaciones programadas en casa. Pero estamos aquí para decirte que pares. Cuando termines de leer este blog, deja el teléfono y ve a jugar con tus hijos. Aléjate del ordenador y ve a caminar. Sal y cierra la puerta de tu estudio esta noche. Te lo mereces y lo necesitas, especialmente este año, y, sobre todo, si no vas a salir de la ciudad.

Necesitas un descanso de tu negocio y tu negocio necesita un descanso de ti.

En primer lugar, necesitas un descanso de tu negocio. ¿Cuándo fue la última vez que pasaste un día entero sin revisar tus correos electrónicos? ¿Cuándo pudiste enviar las llamadas no urgentes al contestador sin preocuparte? Incluso si estás descansando en el sofá, si estás trabajando, entonces estás trabajando. Esto significa que no le estás dando tiempo a tu cerebro para que coja energía y no vas a ser el mejor, el más creativo y el más innovador, lo que puede llevar al agotamiento del empresario.

Antes de tomarte estas vacaciones, ya sean unos días, una semana o más, intenta que uno de los miembros de tu equipo de confianza sea tu contacto de emergencia y, a continuación, sal de la oficina. Aunque es de esperar que tengas sistemas en marcha para que tu equipo pueda dirigir el negocio en tu ausencia, si estableces un contacto de emergencia no te sentirás obligado a revisar ningún mensaje si no es de esa persona.

Mientras estés de vacaciones, intenta relajarte

Entonces, mientras estás de vacaciones, trata de RELAJARTE. Tu cerebro, tu cuerpo, tu creatividad, tu innovación y tu familia dependen de tu capacidad para desconectar.

Además, recuerda que tu empresa también necesita un descanso de ti. Si siempre eres el responsable, tomando todas las decisiones y no confías en nadie de tu equipo para que sea el líder en tu lugar, entonces no le estás dando a tu equipo o a tu negocio la oportunidad de crecer. Deberías estar fuera consiguiendo conexiones, pensando en la próxima oportunidad de crecimiento, construyendo mejores sistemas y muchas más cosas. Si estás atado al trabajo diario de tu empresa, tú, tu negocio y tu equipo estáis ahogados. Prepararse para las vacaciones es una oportunidad para construir los sistemas y la confianza necesaria para ayudar a tu empresa a tener éxito en el futuro.

Así que tanto si te vas de vacaciones a la playa, a la montaña o a tu patio trasero, mantenlas en tu agenda y no las malgastes. Lo necesitas y tu negocio también.

Si sientes que tu negocio tiene problemas para crecer sin ti, un asesor de crecimiento puede ayudarte a construir esos sistemas. Contacta con nosotros y te ayudaremos.

Fuente: https://www.thegrowthcoach.com/cancelling-your-trip-dont-cancel-your-vacation